Noticias

El día de ayer la comunidad chilota pudo apreciar y ser parte de una de las actividades más emblemáticas de la isla: una tiradura de casa, la que tuvo como punto de partida la localidad de Liucura.

La actividad se realizó en condiciones climáticas apropiadas y la casa fue remolcada por la embarcación “Don Rubén” que entre su tripulación contó con parte del equipo organizador de la Vuelta a Chiloé 2019, quienes registraron los pormenores.

La lancha “Don Rubén” era escoltada además por una embarcación menor que trasladó a la otra parte del equipo organizador. Al trayecto, que tuvo una duración de cuatro horas, se sumaron un grupo de kayakistas que realizaban una travesía en el sector, y la barcaza “Don Esteban”, donde un grupo folclórico amenizó el viaje de un grupo de la tercera edad especialmente seleccionado para la ocasión.

Las bellezas naturales y los espectadores que acompañaron la travesía desde la playa fueron el marco adecuado para una actividad que llegó a su punto final en la localidad de Puqueldón, otro de los hitos de la Vuelta a Chiloé 2019, la carrera más austral del mundo y que será la vitrina de equipos nacionales e internacionales que buscarán adjudicarse los puntos para las Olimpíadas de Tokyo 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario